DURÁN GUDIOL Y UBIETO ARTETA, "ANTONIOS"

LO MONASTERIO DE CIRESA, SEGUNTES DURÁN Y UBIETO
A.-BIOGRAFÍA DE LOS DOS, SEGUNTES LA ENCICLOPEDIA ARAGONESA
D.Antonio Durán Gudiol.-Vic, Barcelona 21-XII-1918 - H., 6-XI-1995). Historiador medievalista y sacerdote. Sobrino de Josep Gudiol i Cunill (Vic, 1872-1931), sacerdote y catedrático de Arqueología sagrada del seminario de Vic, así como fundador de su pionero museo catedralicio, uno de los más prestigiosos arqueólogos y medievalistas de la Renaixença catalana, modelo del joven Durán. Ingresó en el seminario de su ciudad natal en la adolescencia prosiguiendo luego sus estudios sacerdotales interrumpidos por la Guerra Civil (1936-1939); reanudados en 1939, disfrutó una beca para estudiar Teología y Paleografía en el Colegio de Santiago de la iglesia de Montserrat de Roma, urbe en la que permaneció por varios años familiarizándose con los ricos fondos documentales vaticanos. En 1943 fue ordenado sacerdote y después de ejercer su ministerio en varios pueblos catalanes (Castelltersal, Aigüafreda y Torelló), en 1947, ganó por oposición la plaza de canónigo archivero de la catedral de Huesca. Este destino abocó la especialización de sus investigaciones posteriores, dedicadas a la historia medieval eclesiástica altoaragonesa y de los orígenes de los condados y el reino de Aragón. Su primer estudio versó sobre «La fábrica de la catedral de Huesca» (breve artículo de 6 páginas publicado en el primer número de la revista de estudios locales Argensola en 1950, de la que fue colaborador -y luego director- toda su vida). En el mismo año, invitado por el profesor José María Lacarra, prestigioso catedrático de Historia medieval de la Universidad de Z. apareció una larga síntesis sobre «La iglesia en Aragón durante el siglo XI» (Estudios de Edad Media de la Corona de Aragón, IV), base de su posterior monografía sobre La iglesia de Aragón durante los reinados de Sancho Ramírez y Pedro I, 1062?-1104 (Roma, 1962, 223 pp.). Además de la historia eclesiástica general trató la hagiografía local (santos Lorenzo, Odón, Félix, Nunilona y Alodia, Eurosia, etc.), el archivo y los manuscritos de la catedral, acerca del cual editó el corpus documental medieval (Colección diplomática de la catedral de Huesca, t. I, 1965 y II, 1969, dentro de la serie «Fuentes para la historia del Pirineo», dirigida por Lacarra), otros trabajos monográficos de historia monástica (Sigena, San Juan de la Peña, Casbas, Montearagón, etc.) y un pionero estudio de epigrafía medieval oscense (1967). A los orígenes de Aragón dedicó su más importante monografía Los condados de Aragón y Sobrarbe (premio «Menéndez Pelayo» del CSIC, 1967) estudio que permaneció inédito (salvo la síntesis De la Marca superior de Al-Andalus al reino de Aragón, Sobrarbe y Ribagorza, Z., 1976) hasta 1988; de forma paralela profundizó en la figura del primer rey de Aragón, Ramiro I (síntesis biográfica en 1978; estudio definitivo en 1993). Durán contempló esta época primigenia desde una perspectiva global y europeizante («Europa que irrumpe en Aragón con espíritu de colaboración pacífica y fecunda», referido a la irrupción de la cultura románica). En su investigación no desdeñó ninguna de las manifestaciones de la cultura material, en especial las artísticas. De aquí nacieron su Arte altoaragonés de los siglos X y XI (1974) y Las iglesias mozárabes del Serrablo (1976) en los que postuló la existencia de un presunto arte mozárabe en la comarca serrablesa, así como la existencia de una primitiva estructura carolingia en la iglesia románica de Siresa (H.) en El monasterio de San Pedro de Siresa (1989). Sus trabajos de campo (a partir de los años 50) continuando el Catálogo monumental de Huesca (1942) del archivero y erudito local Ricardo del Arco, le condujeron al encargo de la guía Huesca y su provincia (Barcelona, Aries, 1957) dentro de la colección «Guías artísticas de España» (n.º 20) dirigida por el historiador del arte José Gudiol Ricart; pequeño vademécum turístico que vino a divulgar las noticias reunidas en sus expediciones. En 1950 fundó el Museo Episcopal y capitular de Arqueología Sagrada de Huesca (el primero de su género en Aragón, a imitación del que fundara su tío en Vic). Junto a los historiadores coetáneos Ramón d’Abadal, J. M. Lacarra, y el joven Antonio Ubieto Arteta formó la falange de los medievalistas dedicados al estudio de los orígenes de los antiguos territorios de la Corona de Aragón, labor ésta desarrollada simultáneamente a su tarea pastoral comprometida, en algunos momentos contraria a la ideología del régimen franquista -tal como su catalanismo militante-, acciones que le valieron en varias ocasiones la censura política.

D.Antonio Ubieto Arteta.-(Z., 31-III-1923 - Valencia, 1-II-1990). Historiador medievalista. Aprendió las primeras letras en Ayerbe (Huesca) y cursó el Bachillerato en institutos de Huesca, Zaragoza y Tudela. Estudió Filosofía y Letras en la Universidad de Zaragoza (1941-1945) obteniendo el Premio Extraordinario al finalizar dicha Licenciatura. En 1949 defendió en la Universidad de Madrid su tesis doctoral sobre la Colección diplomática de Pedro I de Aragón y Navarra, mereciendo asimismo el Premio Extraordinario de Doctorado.
Su carrera docente se inició durante el curso 1945-1946, en la misma Universidad en la que se había formado bajo el magisterio de
José María Lacarra , desempeñando durante diez años ininterrumpidos los cargos de Ayudante de Clases Prácticas, Auxiliar Temporal y Profesor Adjunto Interino, puesto éste último que hubo de abandonar al obtener sucesivamente y mediante concurso-oposición las plazas de archivero y catedrático. Fue también Becario del C.S.I.C. en la Escuela de Estudios Medievales de Z.
Su ingreso en el Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos tuvo lugar el 30 de septiembre de 1945. Sus sucesivos destinos fueron: primero, Zaragoza de forma provisional; luego, León (1955-1956), en la Biblioteca Pública, Centro Coordinador de Bibliotecas, Biblioteca de la Facultad de Veterinaria y Archivo de la Delegación de Hacienda; y Valencia (1958-1959), en el Archivo de la Delegación de Hacienda y de la Audiencia.
Como catedrático fue su primer destino la Universidad de Santiago de Compostela, donde ocupó la cátedra de Prehistoria, Historia Antigua y Medieval de España e Historia General de España (Antigua y Media) (1955-1958), simultaneando dicho ejercicio con el desempeño del cargo de Comisario-Director de la Escuela de Artes y Oficios que el rector compostelano le otorgó en diciembre de 1956, hasta su traslado a la Universidad de Valencia, que tendría lugar el 1-II-1958.
En la Universidad Valentina permaneció durante cerca de veinte años (1958-1977) como catedrático de Historia Antigua y Media de España y Director del Departamento de Historia Medieval, fundando y dirigiendo, asimismo, la revista Ligarzas (1968), dedicada a los estudios medievales. También durante su larga etapa en Valencia fundó la
editorial Anubar
(1960), creada y mantenida completamente a sus expensas y dirigida fundamentalmente a la publicación de fuentes y trabajos de investigación. Sus Textos Medievales, hoy muy cerca del centenar, alcanzaron prontamente proyección internacional y pueden consultarse en bibliotecas de países como Japón, Alemania, Portugal, Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos, entre otros. Otras colecciones de su editorial dignas de mención son las Obras de Investigación, el Comercio Valenciano, o los Temas Valencianos, que junto a su gemela aragonesa Alcorces, fueron diseñadas con fines divulgativos.
La jubilación de su maestro el profesor Lacarra en mayo de 1977 provocó su vuelta a la Universidad Cesaraugustana para sucederle en la cátedra. Desde dicho año hasta su jubilación (31-III-1988) estuvo al frente de la Cátedra de Historia Medieval y del Departamento del mismo nombre, primero, para, a partir de diciembre de 1986, pasar a ocupar la Dirección del Departamento de Historia Medieval, Ciencias y Técnicas Historiográficas y Estudios Árabes e Islámicos. A fines de 1988 fue nombrado Profesor Emérito de la Universidad de Zaragoza, categoría que ostentaba al ocurrir su fallecimiento el 1 de febrero de 1990.
Por lo que respecta a su obra científica, iniciada en 1945 con la publicación El fuero de Selgua, los más de doscientos títulos que componen su nómina bibliográfica han seguido como líneas de investigación primordiales la edición de fuentes (crónicas y colecciones diplomáticas), los temas navarro-aragoneses, la historia valenciana, la épica, etc., pudiendo destacar como buena muestra de todos ellos la Historia de Aragón, Los orígenes de los reinos de Castilla y Aragón, Orígenes del Reino de Valencia, El «Cantar del Mío Cid» y algunos problemas históricos, La «Chanson de Roland» y algunos problemas históricos y las fundamentales Listas episcopales medievales.
Finalmente sólo queda por reseñar la serie de distinciones o nombramientos con que fue distinguido. Fue Jefe de la Sección de Valencia de la Escuela de Estudios Medievales, Consejero Correspondiente del Instituto de Estudios Oscenses, Miembro Correspondiente del Instituto Alfonso el Magnánimo de Valencia, Miembro de la Comisión Internacional en los Congresos Internacionales de Estudios Pirenaicos, Académico Correspondiente de la Real Academia de Buenas Letras de Barcelona, Miembro de Honor de la Comisión del «VII Centenario» de la muerte del rey Jaime I de Aragón por designación directa de Su Majestad Juan Carlos I, Miembro de la Comisión de Honor del «Primer Centenario de los Juegos Florales de la Ciudad y Reino de Valencia, Premio «Aragón» en el área de Letras y Humanidades e Hijo Predilecto de la ciudad de Zaragoza.

B.-PUBLICACIÓNS SOBRE LO MONASTERIO DE SAN PEDRO DE CIRESA
Esti primer articlo, de lo que vos calo lo vinclo: http://dialnet.unirioja.es/servlet/fichero_articulo?codigo=15906&orden=85373
se titula "Dos cuestiones sobre el Monasterio de Siresa (Durán Gudiol, Revista Príncipe de Viana)"
y se compone de dos partis:
1.-El Monasterio en el Siglo IX (en base a lo Cartulario de Siresa)
2.- La Iglesia conservada
Se tracta d'un fichero "pdf" de la Universidat de La Rioja. Podetz lierlo y descargarlo, asinas como imprimirlo u guardarlo en disco, pero no dixa copiar, u siga, que ibié protechíu por dreitos d'autor.